El periodista y escritor, López Reyes, expresó que la autenticidad público comunitaria está por encima de la amistad particular, y no divulgarla implica un quebrantamiento ético.

Santo Domingo, República Dominicana. (Junio de 2021).  El periodista y mercadólogo, Oscar López Reyes, afirmó que la verdad será siempre la principal amiga de los periodistas y estará siempre por encima de la amistad en cualquier circunstancia.

El ex presidente del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) disertó en las clases del Diplomado de Periodismo Ético, organizado por el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo y de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, así como la Universidad Autónoma de Santo Domingo y el Colegio Dominicano de Periodistas.

López Reyes expresó que la autenticidad público comunitaria está por encima de la amistad particular, y no divulgarla implica un quebrantamiento ético.

El director de la Escuela de  Comunicación Social de la Universidad Dominicana O&M expuso de manera virtual el tema “Gremios y periodismo”, que lo abordó en ocho capítulos, entre ellos,  los códigos de ética y sus alcances y  la moral que  se encarga de la práctica de la conducta.

El catedrático universitario y gremialista explicó que  la ética, de su lado, se ocupa de las facetas normativas e investigativas de la moral.

López Reyes citó que el desarrollo de las sociedades preconizó la ramificación y clasificación de las normas de conducta y se crearon así los códigos: moral, civil, de comercio y laboral, mientras que la aparición de las profesiones, como la medicina, el derecho, la ingeniería, el periodismo, entre otros, obligaron a la adopción de leyes y códigos de ética de estos sectores.

Recordó la adopción de códigos de ética instituciones supranacionales, como la Asociación Interamericana de Prensa, en 1926; las Naciones Unidas, en 1950; la Federación Internacional de Periodistas (FID) y la Organización Internacional de Periodistas (OIT), en 1954; la Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP), en 1979 y la Unesco, en 1983.

Destacó que en el país el primer estatuto se llamó “El código de ética del periodista dominicano”, que fue aprobado el sábado 16 de abril de 1994, ochenta y cuatro (84) años después de haberse acogido el primigenio creado profesional de Kansas, Estados Unidos, en 1910.

El catedrático universitario señaló que en el país las sanciones han sido mínimas en aplicar el código de ética por el temor que tienen los mismos periodistas. Abordó  cinco factores conductuales que a su entender inciden en los periodistas como la influencia de la familia, el macroambiente socio cultural, la formación profesional, códigos y controles organizaciones y la seguridad social y económica.

Dijo que conforme a una encuesta que realizó lo que más incide en la conducta es la educación familiar que obtuvo en la medición un 57%.

El secreto profesional

López Reyes expresó que hay que guardar el secreto profesional en cualquier circunstancia como lo estipula  el artículo 49 del Código de Ética del CDP y la Constitución de la República.

“El periodista está para decir lo que ocurre en la sociedad, sea bueno o malo”, afirmó López Reyes, quien entiende que el periodista deber ser un libre pensador.

Asimismo, abordó los atajos a los principios profesionales y exhortó a los periodistas no creer en las informaciones dadas por sectores pocos creíbles que manipulan las noticias.

Mencionó que entre los objetivos del CDP está, conforme la letra D del artículo 3 de la Ley 10-91, “velar por el cumplimiento de las normas contenidas en el Código de Ética del Colegio, con el objeto de garantizar la pureza en el ejercicio de la profesión, siempre que las mismas no pongan en peligro los derechos fundamentales del hombre”.

Además, López Reyes se refirió al vampirismo mediológico folkcomunicacional o pseudoperiodístico que pilotea problematizado, por su subvaloración y desprestigio. Entiende que con sus narrativas o discursos intertextuales derraman siete polillas de la trivialización simbólica, parcialización fanática, vulgarización ruidosa, realidad falsificada, manipulación informativa, ausencia de investigación y simplismo metodológico.

Asimismo, el ex presidente del CDP, habló de la utilidad de que un periodista sea honorable para generar confianza en la sociedad en diferentes aspectos, porque la ética vende para el profesional que puede ocupar una alta posición en un medio de comunicación, impartir docencia,  entre otros.

En cada capítulo de su exposición, el profesor López Reyes, respondió a las intervenciones de los participantes en el diplomado. Destacó el apoyo del presidente Luis Abinader en esta valiosa y necesaria iniciativa del Diplomado en Periodismo Ético.

En sus conclusiones, López Reyes, recomendó a las escuelas universitarias de comunicación social incluir numerosas materias sobre la ética y la filosofía de la comunicación y el periodismo, así como el contenido del Código de Ética.

Por igual, exhortó al CDP a distribuir permanentemente el Código de Ética entre sus miembros, efectuar cursos sobre su contenido y ser más activo en la aplicación de sanciones disciplinarias. También a las empresas periodísticas designar un ombudsman, evitar la violencia, la morbosidad, las escenas horripilantes y mejorar las condiciones de trabajo y seguridad social de sus empleados; distribuirles sus reglamentos internos, las leyes del derecho a la información y el Código de Ética del CDP.

Igualmente a las instituciones gubernamentales, recomendó no entregar dinero ni regalos suntuosos a periodistas, tampoco designar como empleados a los que cubran la fuente noticiosa. Además, distribuir el código y el decálogo ético a los miembros de los gabinetes de comunicación de las instituciones estatales.

Perfil de Oscar López Reyes

Periodista-mercadólogo, escritor y articulista de El Nacional, director Escuela de Comunicación Universidad O&M. Expresidente del Colegio Dominicano de Periodistas. López Reyes acumula 23 obras publicadas, relativas a Barahona, la comunicación social y los derechos humanos, como Poblada y matanza (1984), Tres días de protestas y otros relatos, Crímenes contra la prensa. Atentados y censura en República Dominicana 1844-2007 y Estragos de la infidelidad.

Una novela recostada en un asesinato espantoso, entre otras. Oscar López Reyes fue redactor del matutino El Sol; pasó luego por El Nuevo Diario, Hoy, Radio Popular, Radio Visión, Telecentro y Radio Televisión Dominicana.

Video: